Exposición: Despertando la consciencia. Casa de la Mujer, Zaragoza. Proyecto Cierzo

“Con mis compañeras de Proyecto Cierzo realizamos este proyecto para denunciar los llamados microma-chismos, tan normalizados en nuestro día a día. Una llamada de atención para concienciar y dar un paso más para hacerlos desaparecer“ -Goodféith-

 

 

 

 

 

La exposición Despertando la Consciencia se inauguró el 25 de Noviembre de 2014 en la Sala Juana Frances de la Casa de la Mujer de Zaragoza, con motivo de la celebración del Día Contra la Violencia de Género. Nos centramos en denunciar el abuso de la figura masculina sobre la femenina a través de los llamados “micromachismos”, algo tan normalizado en nuestro día a día que hasta pasan desapercibidos a nuestros oídos, pero no a nuestro subconsciente.

Una sala llena con almohadas serigrafiadas con frases micromachistas sobre un gran fondo negro sucio, representan la noche, el sueño y el subconsciente; aquello que no calla y que se aloja en nosotras mismas. Palabras que siguen fomentando la desigualdad hombre-mujer.

Al fondo un mural, el único toque de color en la larga habitación con una frase que a nuestro juicio representa la liberación, el verdadero amor y el despertar: “Tuve un cuerpo que no robé y fue mío, una voz que no acallé y fue mía, una mirada que no atemoricé y que fue mía… y nada de esto tuve porque te tuve a tí que eras completamente tuya”.

Todo esto envuelto en un continuo sonido del latido de un corazón al ritmo de una guitarra, de una performance en el que participaron las mismas integrantes de Proyecto Cierzo con la colaboración de las bailarinas Danae Comasaña y Ana Suñen y la proyección de un vídeo en el que reflejábamos en primer plano las pesadillas de la mujer en la noche y cómo despertaba para dar paso al color y a la libertad propia.